menu

Capacidades especiales contempladas

Para sitios WEB y aplicaciones

 

Limitaciones Visuales


 

Las personas con limitaciones visuales son quizá los que necesitan mayor asistencia a la hora de utilizar Internet. Al no poder visualizar lo que hay en la pantalla, deben ser asistidos para enterarse lo que se está mostrando. Lo mismo sucede al momento de querer realizar alguna acción sobre la PC, como por ejemplo seleccionar alguna de las opciones disponibles en un menú.

Existen diversos lectores de pantalla que resultan de mucha utilidad a estos usuarios, pero la ayuda que brinda este software también esta supeditada a la forma en que fue construido el sitio. Por ejemplo, no se puede traducir al lenguaje oral una imagen o una animación Flash, por lo que el usuario con ceguera queda en desventaja con el resto de los usuarios, ya que no puede acceder a la información en forma completa.

 

Limitaciones Motrices


 

Hay varios tipos de limitaciones motrices, en particular los que más comúnmente afectan el uso de una computadora son los que imposibilitan mover los brazos o manos. De acuerdo a la movilidad que se tenga en el resto del cuerpo, puede usarse por ejemplo un elemento en la boca con el cual presionar el teclado, algún tipo de joystick o, en casos extremos, un eye-tracking, que permite mover el puntero del mouse con movimiento de los ojos.

En la mayoría de los casos el problema se solventa mediante un único dispositivo de entrada, una herramienta de adaptación que permita utilizar el teclado. Pero esto no es suficiente si el usuario intenta visitar un sitio web que no esté preparado para ser navegado solamente con el teclado. En este sentido se debe enfocar el esfuerzo de los desarrolladores.

 

Limitaciones Cognitivas


 

Se diferencia de las demás por no ser una limitación física. Los principales problemas que enfrentan estas personas en el uso de Internet se relacionan a la falta de claridad de procedimientos a seguir, en muchos casos se obvian detalles que son necesarios para algunas personas.

Otro problema es el tiempo de respuesta. Se debe evitar imponer cotas de tiempo a las acciones del usuario ya que no podemos prever certeramente cuánto tardará éste en entender y realizar la acción. Otro problema es la utilización de marquesinas, destellos, elementos en movimientos, animaciones no configurables, que provocan distracción y pérdida de concentración.