menu

Accesibilidad

Guía

 

¿QUÉ ES LA ACCESIBILIDAD?



La accesibilidad web significa que personas con algún tipo de capacidad especial van a poder hacer uso de la Web. En concreto, al hablar de accesibilidad web se está haciendo referencia a un diseño que va a permitir que estas personas puedan percibir, entender, navegar e interactuar con la Web, aportando a su vez contenidos. La accesibilidad web también beneficia a otras personas, incluyendo personas de edad avanzada que han visto mermadas sus habilidades a consecuencia de la edad.

La accesibilidad web o de la interfaz, indica la capacidad de acceso a la Web y a sus contenidos por todas las personas, independientemente de las capacidades (físicas, intelectuales o técnicas) que presenten o de las que se deriven del contexto de uso (tecnológicas o ambientales). Esta cualidad está íntimamente relacionada con la usabilidad. El máximo organismo dentro de la jerarquía de Internet que se encarga de promover la accesibilidad es el W3C, en especial su grupo de trabajo WAI.

La denominada accesibilidad web engloba muchos tipos de capacidades especiales:

- Visual: cuando la persona es ciega o tiene visión reducida, daltonismo. Para la ceguera se ideará una web desarrollada con el sistema Braille; para personas con visión reducida o daltonismo se convertirán las imágenes en blanco y negro (o no se incluirán imágenes) o se les dotará de códigos alt que suministren información sobre estos colores (cuando los colores sean importantes transmisores de información, como cuando explican las líneas de metro en un mapa).

Para quienes carecen de agudeza visual, existen programas que magnifican la pantalla adaptándola a las necesidades especiales del vidente.

- Auditiva: que la persona sea sorda o padezca de un nivel de sordera que le imposibilite entender mensajes audiovisuales (por ejemplo, un video). En ese caso se suministrarán subtítulos.

-Aásica (por hablar): cuando una persona es muda o tiene trastornos del habla (tartamudez, etc.) que le imposibilitan interactuar con ciertas web que actúan por reconocimiento por voz (por ejemplo, las que enseñan idiomas) o software que se basa en la comunicación por voz, como las llamadas por Skype.

- Motriz: cuando una persona tiene dificultad o imposibilidad de usar las manos o sufre temblores ocasionados por ciertas enfermedades (Parkinson), lentitud muscular, etc.

- Cognitiva: cuando una persona padece de dislexia o discalculia, trastorno de déficit de atención, problemas de retención memorística a corto plazo (Alzheimer), etc.

Tambien se deben considerar las siguientes situaciones:

- Situaciones temporales de discapacidad por accidentes transitorios: rotura de un brazo, ceguera momentánea.

- Limitaciones tecnológicas del hardware: monitor con mala visualización, ratón estropeado, pantalla táctil deteriorada.

- Limitaciones tecnológicas del software: navegador que no funciona correctamente, problemas del servidor, web no responsive que dificulta la navegación por la página en ciertos dispositivos móviles.

En todas estas situaciones se dice que el navegante experimenta problemas de accesibilidad web.


Beneficiarios


La accesibilidad web beneficia a las personas que presentan capacidades especiales (físicas, sensoriales, cognitivas, etc.). Asimismo, también beneficia a otros grupos de usuarios como aquellas personas con dificultades relacionadas con el envejecimiento o las derivadas de una situación desfavorable determinada:

-Usuarios de edad avanzada con dificultades producidas por el envejecimiento.

-Usuarios afectados por circunstancias derivadas del entorno como baja iluminación, ambientes ruidosos, espacio reducido, etc.

-Usuarios con insuficiencia de medios, que acceden a los servicios de Internet mediante equipos y conexiones con capacidades limitadas.

-Usuarios que no dominen el idioma, como aquellos de habla extranjera o con menor nivel cultural.

-Usuarios inexpertos o que presentan inseguridad frente a la utilización de diversos dispositivos electrónicos.


¿Cómo funciona?


Para hacer el contenido Web accesible, se han desarrollado las denominadas Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG), cuya función principal es guiar el diseño de páginas web hacia un diseño accesible, reduciendo de esta forma barreras a la información. WCAG consiste en 14 pautas que proporcionan soluciones de diseño y que utilizan como ejemplo situaciones comunes en las que el diseño de una página puede producir problemas de acceso a la información. Las pautas contienen además una serie de puntos de verificación que ayudan a detectar posibles errores.

Cada punto de verificación está asignado a uno de los tres niveles de prioridad establecidos por las pautas.

Prioridad 1: son aquellos puntos que un desarrollador Web tiene que cumplir ya que, de otra manera, ciertos grupos de usuarios no podrían acceder a la información del sitio web.

Prioridad 2: son aquellos puntos que un desarrollador Web debería cumplir ya que, si no fuese así, sería muy difícil acceder a la información para ciertos grupos de usuarios.

Prioridad 3: son aquellos puntos que un desarrollador Web debería cumplir ya que, de otra forma, algunos usuarios experimentarían ciertas dificultades para acceder a la información.

En función a estos puntos de verificación se establecen los niveles de conformidad:

Nivel de Conformidad "A": todos los puntos de verificación de prioridad 1 se satisfacen.

Nivel de Conformidad "Doble A": todos los puntos de verificación de prioridad 1 y 2 se satisfacen.

Nivel de Conformidad "Triple A": todos los puntos de verificación de prioridad 1,2 y 3 se satisfacen.

Las pautas describen cómo hacer páginas web accesibles sin sacrificar el diseño, ofreciendo esa flexibilidad que es necesaria para que la información sea accesible bajo diferentes situaciones y proporcionando métodos que permiten su transformación en páginas útiles e inteligibles.


Bibliografía